Te interesa

Vuelve verde y electoral

Por octavo año, la Campaña Nacional presenta el proyecto en el Poder Legislativo y de la conferencia participarán diputados, senadores y referentes sociales, políticos y de derechos humanos.

“En el marco de las elecciones a realizarse este 2019 se exige a los y las candidatas expedirse respecto a la legislación del aborto voluntario”, expreso la Campaña en un comunicado de prensa.

La iniciativa despenaliza y legaliza la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) hasta la semana 14 y más allá de ese plazo, cuando la salud de la mujer corre riesgo la vida o la salud y en casos de violación. En estos casos, el sistema de salud privada y pública debe garantizar la prestación del servicio, y debe practicarse dentro de los cinco días de requerida.

Las modificaciones:

La causal “ graves malformaciones fetales” fue eliminada de la propuesta legislativa, debido a los cuestionamientos de organizaciones sobre derechos con discapacidad

Incorpora “persona gestante”.

“Asesorías”, para las personas que lo soliciten al momento de reclamar un aborto. Constarían de un espacio de información objetiva y precisa sobre la práctica.

En el caso de que la persona gestante que quiera abortar hablara una lengua diferente, se deberá garantizar la presencia de intérprete con el fin de asegurar la comunicación efectiva y respeto a la interculturalidad.

La importancia de la Educación Sexual Integral, destacando la responsabilidad de los gobiernos nacionales, provinciales y municipales.

Establece que no se puede exigir ninguna autorización judicial al brindar un aborto legal.

Fija penas de prisión de 3 meses a 1 año e inhabilitación especial por el doble del tiempo de la condena a la autoridad de un establecimiento de salud, profesional o personal de salud que “dilatare injustificadamente, obstaculizare o se negare a practicar un aborto en los casos legalmente autorizados”. Y eleva hasta 5 años la pena de prisión si resultara la muerte de la mujer o persona gestante.

En las adolescentes, si se trata de una persona menor de 13 años quien demande la práctica, “se requerirá su consentimiento informado con asistencia de al menos uno de sus progenitores o representantes legales”. Si su vida o salud corre grave riesgo por condición preexistente, el consentimiento lo deberá dar uno de sus progenitores. A partir de los 16 años se considera que tiene “plena capacidad” para ejercer los derechos previstos en la ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *