Semana del orgullo LGBT+, Sin categoría

Soy Guido y soy gay

Todo empezó cuando era muy chico. Tenía actitudes diferentes y me expresaba de otra manera que los demás nenes de mi edad, pero para mi eso era normal. Hasta que dos situaciones con mi papá me hicieron replantearme si estaba bien como era y si sería mejor si cambiara algo, teniendo aproximadamente 7 u 8 años. Una fue en un supermercado, donde me dijo que me iban a llevar a hablar con un psicólogo para cambiar algunas cosas y poder llevarme mejor con mis compañeros y la otra fue cuando lo escuche hablando con mi mamá diciéndole que tenían que hacer algo para cambiarme porque no estaba bien que no sea como los demás.

Cuando entre al secundario, precisamente en 2do año, conocí dos amigos (uno de ellos gay) que me ayudaron muchísimo en la aceptación de mi sexualidad. Al año siguiente se lo conté a mi grupo de amigas, quienes se lo tomaron muy bien, pero a partir de ahí el problema era como se lo iba a contar a mi familia, hasta que hace más o menos 2 años entendí que no era necesario que lo haga.

Actualmente, después de haber pasado situaciones de discriminación y un proceso de aceptación, vivo mi sexualidad con naturalidad y estoy muy conforme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *