Te interesa

Nos tapan las promesas

Era 2016 y Entre Ríos, entre otras provincias, sufría una de las inundaciones más severas de los últimos tiempos. La paz gracias a su protagonismo logrado por la viralización de vídeos de autos flotando arrastrados por las aguas, fue cuna de la mentira. El 15 de abril de aquel año llegó a la ciudad entrerriana Mauricio Macri junto a Rogelio Frigerio, no perdieron el tiempo para hacer marketing político, muchas fotos que los medios oficialistas distribuyeron a lo largo y ancho del país, se mostraba un presidente en helicóptero preocupado señalando la zona de desastre.

En medio del show, el Presidente decidió declarar a la ciudad como “zona de desastre”, no era para menos, más de 15 mil afectados había por entonces, en medio de las declaraciones periodísticas anunció también un plan de obras y la construcción de nuevas viviendas para los damnificados.

La noticia fue confirmada por Rogelio Frigerio, quien una semana más tarde acompañado por los gobernadores de las provincias afectadas, entre ellos Gustavo Bordet, ratificó que nuestra provincia tendría un cupo de  1817 viviendas. En aquella conferencia, Frigerio, declaró: “el Presidente está preocupado y ocupándose del tema”.

Hoy día, en medio de las nuevas inundaciones, es preciso y necesario buscar respuestas y resultados. En dicha búsqueda usted podrá encontrar que no se hizo nada, o muy poco. A 3 años de las promesas, solo se terminaron 14 de las 1817 viviendas prometidas para nuestra provincia, menos del 0,8 %. Los fondos se demoran de nación sin causas concretas, desde los municipios afirman que el Ejecutivo nacional se excusa solicitando documentación de rendición de cuentas ya presentados.

Las familias afectadas en aquel entonces, no recibieron aportes o créditos blandos para recuperar sus hogares como en otras épocas, tampoco los beneficiaron con exención de impuestos. Más de 5000 entrerrianos solo recibieron una promesa que hoy sabemos que no se cumplió.

En 2017 Macri volvió a La Paz para hacer campaña y al ser consultado por el plan de obras, aseguró que “Estamos a mitad de camino de lo prometimos tras las inundaciones”. El resto se conoce. Cambiemos sumó en Entre Ríos una promesa más incumplida. Los vecinos de las ciudades más afectadas hoy siguen sin soluciones.

En un año electoral como el que afrontamos es necesario pensar en estas cosas, hacer balances entre promesas y resultados. Es imperioso que nos demos el tiempo necesario para comparar proyectos de país, separando siempre las formas de los hechos, las promesas de los logros. Esta nota fue escrita sin ánimo de jugar de neutrales, es la vida de nuestros pares y la nuestra con la que han jugado, nos tapan las promesas y nos tapa el agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *