Sin categoría

NO APRUEBAN UNA

Llegando al final de su primer ¿y último? mandato, la coalición gobernante ahora «juntos por el cambio» encabezada por Mauricio Macri empeoró todos los indicadores socio-económicos en el país. Así se desprende de un informe presentado por el Observatorio de Políticas Públicas de la UNDAV.

El estudio realizado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda, marca una alarma al destacar que más de 50 variables económicas y sociales sufrieron un marcado deterioro desde la asunción de Mauricio Macri al frente del Ejecutivo Nacional.

En el informe se asegura que “con el cambio de gestión de gobierno, se modificaron los objetivos y las herramientas de política económica. De un modelo mercado-internista, basado en el consumo y la producción local, con fuerte regulación a los movimientos de capital y del comercio exterior se pasó a otro modelo económico cuyas principales medidas tendieron a desregular los mercados, reducir impuestos sectores de ingresos elevados, aminorar la inversión estatal y a favorecer las salidas de capital y el endeudamiento externo”.

“Pasados 42 meses de la actual gestión de gobierno, la inflación interanual aumentó significativamente, más que duplicando la tasa heredada en 2015. Las estadísticas oficiales del instituto de estadísticas porteño denotaban una inflación interanual del 26,9% para diciembre de 2015. La última medición del Indec, muestra que la inflación llegó a 55,8%”, a pesar, destacan de “las proclamaciones del período pre electoral del ahora oficialismo (que) hacían referencia a la inflación como un fenómeno de simple resolución”.

El frente del comercio exterior no es para alegrarse, “el saldo comercial promedio mensual pasó de ser positivo en 199 millones de dólares en los 42 meses previos al diciembre de 2015 a ser negativo en 155 millones”. Además, “el PBI, se ubica en niveles levemente inferiores (- 0,89%)”.

A nivel del consumo se destaca una caída de la cantidad de litros de leche per cápita anual desde los 217 litros hasta 183 litros equivalentes a un retroceso del 15,7%. La carne cayó un 14,7% y las ventas de Pymes se derrumbaron un 22,6%. Las empresas existentes se redujeron un 4,1% y la demanda de energía eléctrica cayó un 3,5% así como el cemento que retrocedió un 5%.

Para acceder al informe completo y más informes del Observatorio
sobre Políticas Públicas de la UNDAV ingrese AQUÍ

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *