Te interesa

Macri – Lagarde 2019. La fórmula del FMI

La única esperanza para las elecciones que le quedó al Gobierno es el FMI. Ante la profundidad de la crisis desatada por sus políticas, el Fondo le autorizó a subir la ayuda social un 0,1 del PBI, unos 20.000 millones de pesos. A cambio, exigió más ajuste al gasto gubernamental para que no se escape el déficit.

El informe de la última visita de los técnicos del Fondo al país, se vió marcado por la celebración de las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri y por el pedido del encrudecimiento de las mismas.  Y dejaron implícito, el apoyo financiero a la campaña electoral de Cambiemos, al ratificar que en pocas semanas enviará 10.900 millones de dólares como parte del paquete global de casi 57 millones de dólares.

No solo que enviarán más dólares al país, sino que también le permitirán al gobierno ampliar la «ayuda social», lo que dejara al Macrismo con casi 20 mil millones de pesos en los meses previos a las elecciones. Cualquiera se preguntaría si no es mejor ayuda social bajar la inflación que llegó a pasar los 50% interanuales, de eso es Fondo, no dijo nada.

El encargado de la misión del FMI transmitió un fuerte entusiasmo por las políticas de recorte fiscal y monetario que vienen implementando el gobierno. “Las autoridades han cumplido con su objetivo de déficit primario de 2018. Lograr un déficit primario cero en 2019 requerirá una mayor restricción en el gasto gubernamental” aseguran en su informe.

De remate

La misión del FMI, no solo no asocia ninguno de los problemas contractivos de la economía a la política económica de Mauricio Macri sino que también aseguró que «se apoya el plan del Gobierno para realizar subastas de divisas diarias transparentes y anunciadas previamente para satisfacer las necesidades de gasto fiscal de 9600 millones de dólares”, casi la suma total del nuevo desembolso del organismo.

En las políticas monetarias impulsadas por el Banco Central, al Fondo no parace importarle el altísimo valor de las tasas de interés que ya pasaron el 63 por cien sumada a una contracción del 10 por cien, hasta llegar a fin de año, de la base monetaria, es decir, de los pesos circulantes en la economía. No existe experiencia en el mundo de que las medidas anteriores no ocasionaran un nuevo golpe para la producción y el consumo local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *