Te interesa

IMPUESTOS, OBLIGACIONES Y SOLIDARIDAD

¿Los impuestos son obligaciones solidarias? Fue la primera pregunta que se me presentó leyendo algunas cosas en twitter. En que mambo me metí, me llevó todo un fin de semana sentarme a escribir y todavía sigo sin tener bien claro que es lo que dejaré asentado.

Lo cierto es que como comunidad civilizada -¿lo somos?- tenemos una deuda tanto con la igualdad de oportunidades -¿acaso alguien no quiere que la totalidad de las personas puedan desarrollar sus aptitudes y aspiraciones al máximo?- como con el sentido mismo de la comunidad. Y es ahí donde somos acreedores de ese objetivo común pero también los propios deudores.

¿Entonces? Todo parece un juego de palabras, tanto en twitter como en el derecho y también en la cobertura mediática. Lo único taxativo es que en nuestro suelo de inmensas riquezas hay cientos de gurises con hambre, miles de adultos sin oportunidades para progresar con sus familias, millones que no llegan a encuadrar dentro de la seguridad alimentaria, sí… no comen o lo hacen de una manera nutritivamente inadecuada y no por elección.

Lo que es una elección, es el ser solidario, el ser empáticos y empáticas con el resto, aceptar que se tuvo más suerte, que se vive -y se nació- con ciertos privilegios y que a veces -que lindo sería discutir el siempre- nos tocará aportar un poco de lo mucho que poseemos en pos del bien común.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *