Te interesa

Cannabis medicinal, charla con Marcelo Morante

El doctor Marcelo Morante* es profesor adjunto de la cátedra de medicina interna de UNLP y su presentación podría ser casi una nota aparte. En esta entrevista que nos cedió para una de nuestras ediciones impresas, el especialista, reconocido a nivel nacional como un referente en el uso y promoción del cannabis con uso medicinal, deja conceptos que nos acercan a entender un poco más, no solo los procesos biológicos sino también los sociales. 

La marihuana y sus componentes químicos activos, como el THC (delta-9-tetrahidrocannabinol) y el CBD (cannabidiol) contienen muchas propiedades que pueden beneficiar a diferentes pacientes. Al ser consultado sobre los beneficios que trae el manejo del cannabis medicinal Morante aclara que “básicamente uno lo lleva al ámbito de los cuidados paliativos, de aquellos pacientes que realmente tienen dolor pero principalmente que tienen deteriorado la calidad del sueño, el humor, el apetito. Entonces en estas situaciones que son complejas es donde el cannabis se gana un lugar en mejorar estos síntomas con baja toxicidad, por eso es una herramienta necesaria para tratamientos paliativos.

EL MECANISMO DE ACCIÓN ¿CÓMO FUNCIONA EN NUESTRO CUERPO?

El dr. Marcelo Morante agrega que “Nuestro cuerpo tiene desarrollado un sistema propio, llamado sistema endocannabinoide, porque tenemos marihuana endógena y está en el organismo para equilibrar procesos. Cuando se produce un desequilibrio, el cannabis medicinal logra restablecerlo. Es un proceso de homeóstasis.  Este sistema regula muchas funciones estratégicas en el sistema Nervioso, donde están involucradas el dolor, el sueño, el apetito, el centro del vómito, y eso es lo que lo vuelve al cannabis un fitofármaco, realmente nuestro cerebro tiene receptores en áreas claves, para esta molécula endógena. Y lo que uno hace con el cannabis de la planta de marihuana  es eso, lograr que interactúen con estos receptores y en función de esto impactar positivamente logrando mejorar la calidad de vida, especialmente en pacientes que están atravesando la experiencia de la quimioterapia, pacientes con dolor neuropático en el hígado, con desnutrición y sida, en fin situaciones en los que se necesita mejorar la calidad de vida.”

El Cannabis es una de las primeras plantas cultivadas por el hombre. Las primeras evidencias del uso del mismo se remontan a China, donde hallazgos arqueológicos e históricos indican que esta planta se cultivaba para la obtención de sus fibras, ya en el año 4.000 antes de C. El uso medicinal del cannabis se viene realizando desde antes de la Era Cristiana en Asia, principalmente en la India.

LA EXPERIENCIA EN GRAL. LAMADRID (BUENOS AIRES)

En 2015, el Concejo Deliberante de General Lamadrid aprobó una resolución en la que le solicitaba al Estado la despenalización de la siembra, el cultivo y la producción de productos de cannabis (como el aceite), con fines medicinales. La idea comenzó a cobrar fuerza aquel mismo año, cuando Morante había ofrecido un taller informativo en el pueblo. “Era una sociedad que tenía poca información con respecto al tema, tenía todos los preconceptos como lo tienen muchos pueblos en una provincia pero  a medida que se fueron realizando charlas y se fue explicando el concepto del cannabis medicinal, todos los miedos, mitos y prejuicios se cayeron» afirma el especialista.

«El pueblo planteó también ser el primer productor de cannabis medicinal del país, entonces también comprendió que el cannabis en lo medicinal también genera fuentes laborales y con la posibilidad de solucionar un problema social como lo tiene cualquier otro pueblo de provincia donde no abundan los proyectos generadores de trabajos»concluyó Morante.

DIFICULTADES A LA HORA DE HABLAR DE TRATAMIENTOS CON CANNABIS

“Tenemos que entender que esta sustancia tiene un construcción muy negativa en nuestra sociedad y salir de  esa mirada negativa con una sociedad de abuso y verla como un elemento de tratamiento terapéutico es un camino largo y difícil pero creo que es bueno lo que pasó, por ejemplo, en la Universidad de La Plata en 2014, que decidimos salir del aula de la facultad para hablar con la ciudadanía a través de talleres comunitarios en búsqueda de el debate informado, con un marco de información real donde realmente se conozcan de lo que se habla para evitar el estar debatiendo a favor o en contra de una sustancia sin entender que lo que se estaba debatiendo era el recuperar una herramienta terapéutica. En estos años, he recorrido gran parte del país y lo llamativo es que la gente entiende así como sucedió en Gral. Lamadrid se entendió y se generó desde ahí, hay muchas comunidades del país que rápidamente comprenden el enfoque de la problemática” cuenta entusiasmado Marcelo.

LA PRODUCCIÓN EN LABORATORIOS PÚBLICOS

La Ley Nacional sobre “uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados” en sus entendidos describe que “se priorizará y fomentará la producción, a través de los laboratorios públicos, de cannabis en todas sus variedades, su eventual industrialización en cantidades suficientes para su uso exclusivamente medicinal terapéutico y de investigación” ¿Cuál le parece que es el rol del Estado en la producción? “Argentina versus Chile ó Uruguay tiene la posibilidad de generar un fitofármaco a través de los laboratorios públicos y eso habla quizás de un dato a favor nuestro, porque vamos a poder involucrar nuestras Universidades y todo lo que tengamos desarrollado desde el CONICET y otros laboratorios que nos permiten generar un desarrollo a un costo más bajo y con mayor calidad. Ojalá nuestros laboratorios públicos desarrollen fitofármacos de los cuales estar orgullosos. Yo tengo una gran ilusión, creo que Argentina puede dar un gran salto en el desarrollo de estas herramientas terapéutica

(*) Marcelo Morante, Médico especialista jerarquizado en Medicina Interna,
profesor adjunto de la cátedra de medicina interna de la Universidad
Nacional de La Plata (UNLA), investigador AIMED e investigador médico
extranjero del Consejo Canadiense de Cooperación Internacional (CCIC).
Conocido en el país por ser uno de los profesionales más prestigiosos y
comprometidos con la promoción del uso del canabbis medicinal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *