Te interesa

Nos falta un Ministerio

El brote de Hantavirus en nuestro país pone el foco, una vez más, en la falta de una cartera nacional encargada de lo más preciado que tenemos como ciudadanos, nuestra salud, la de todos en su conjunto.

12 son las muertes registradas hasta el momento en el país por las diferentes cepas de Hantavirus y más de 100 internaciones. Epuyén, Chubut es el epicentro de este alerta epidemiológica nacional. La situación no parece estar controlada y sigue generando pánico en un sector importante de la ciudadanía.

La Fundación Soberanía Sanitaria emitió un informe donde critica fuertemente el manejo de la situación por parte de las autoridades nacionales y ponen el acento en la falta del Ministerio de Salud nacional. En el mismo, aseguran que una de las falencias fue la comunicación, «fue tardía (alerta emitida un mes después del conocimiento de los primeros casos), inespecífica y poco clara, generando preocupación y alarma pero sin transmitir adecuadamente medidas de cuidado».

En el mismo sendero se sabe que la Secretaría de Salud ha tomado algunas medidas en torno a la captura y evaluación de roedores en la zona del caso índice pero las mismas se tomaron una vez sucedido el brote y con demora, impidiendo prevenir futuros contagios o minimizarlos. Para tener en cuenta, en este sentido, el recorte en áreas clave como el Programa de prevención y control de enfermedades endémicas y el Programa de investigación, desarrollo y servicio en virosis humanas.

Hoy la política sanitaria está en manos de las provincias y municipios, que con ahogados presupuestos tienen que hacer frente a la prevención y seguimiento de los casos epidemiológicos que se presenten, con el agravante de contar con estrategias desarticuladas entre sí producto de la falta del rol rector, quienes diagraman la política nacional de prevención y contención de la situacion epidemiologica  de un Ministerio de Salud nacional.

Hace unos meses en la nota «Sin bisturí para el recorte» escribimos sobre las nefastas consecuencias de la desjerarquización del Ministerio de Salud y sobre estos riesgos. En 1956/57 Lonardi y después Aramburu desjerarquizan la cartera sanitaria y la desmantelaron. Tiempo después, El mismo Aramburu pagaría las consecuencias al tener que enfrentar la epidemia de poliomielitis más importante de la historia contemporánea sin un Ministerio. El mismo dictador, en un intento por disimular la falta de una autoridad nacional en esta materia, tuvo que visitar el Hospital Muñiz enfundado en un guardapolvo blanco. *1

¿Veremos a Mauricio Macri de guardapolvo en algún hospital? seguramente no, es que capítulo aparte, merece el tratamiento o ocultamiento de los medios hegemónicos nacionales sobre esta cuestión. Pocos han sido los que se han tomado el tiempo de analizar la cuestión de fondo y no tratar el tema como una simple «epidemia» producto de la casualidad. En su intento de cuidar un gobierno nacional golpeado por la economía y el detrimento social, no se permiten hablar de ciertos temas.

*1 Significado y Sentido de un Ministerio de Salud, nota publicada por Mario Rovere - Septiembre 2018.

Informe Soberanía Sanitaria completo: Acá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *